La semana que fue

Una semana más llega nuestro colaborador Barrioflores con su columna semanal. El texto original es publicado en inglés en Global Voices.

Los bolivianos se han resignado hace mucho al hecho de que su selección nacional de fútbol se quedará en casa mirando el próximo Mundial por televisión. Por tercer año consecutivo Bolivia no ha podido calificar para el evento deportivo más importante del mundo y ha dejado a este pequeño país diciendo "quizás el 2010". La nostalgia también llega cada cautro años alrededor de estas fechas, mientras tres de sus vecinos hacen su aparición usual en el Mundal. Los tiempos no siempre fueron tan rudos. En 1994 el equipo verdiblanco calificó para su primera y única Copa Mundial, que se llevó cabo en Estados Unidos. A pesar de que el equipo sólo logró un simple empate, los bolivianos aun miran aquel año como algo mágico

Un par de blogger vieron la oportunidad de recordar aquellos días. Rolando Lopez, quien escribe su blog Rocko Weblog [ES], contó como los logros de aquel equipo revasó cualquier barrera étnica o regional y unió todo el país. Para su primer partido, se enfrentaron contra grandes favoritos y antiguos campeones, con Alemania en Soldier Field en Chicago y el país enero en el borde de sus sillas.

"en un pequeño país a las tres y media de la tarde del viernes 17 de junio de 1994 las calles estaban vacías, y todo un país ?nunca fue tan cierta esta frase- tenia puestos sus ojos en los televisores, y los oídos atentos a las palabras de los relatores que transmitían desde Chicago"



Bolivia eventualmente perdería aquel partido 0-1 y a su estrella centrocampista Marco Antonio "El Diablo" Etcheverry le sacarían la tarjeta roja expulsándolo del partido. Lopez recuerda las palabras del escritor uruguayo, Eduardo Galeano, que dijo: "Para la selección Boliviana, ganar la clasificación para el mundial del 94 fue como llegar a la luna". Aunque esos recuerdos parecen tan antiguos, Lopez espera que aquellas maravillosas memorias sean incentivos suficientes para buscar y alcanzar aquel logro una vez más.

El camino a la calificación atravesó un difícil camino, con Brasil que eventualmente ganó la copa aquel año. De todas maneras, durante el proceso de calificación, Bolivia se las ingenió para ganar y enfadar al equipo brasileño en el estadium de La Paz. El miercoles pasado a las cuatro de la mañana, Javier Rodriguez se topó con una repetición de aquel partido en una radio local. El partido mostraba lo que Rodiguez llamó "Un gol místico" de Etcheverry, en el cual el balón pasó debajo de las piernas del arquero. Se la ingenió para grabar aquel grito de gol que trece años después aun genera escalofríos y lo colgó en un mp3 en su blog Oirlo Hasta Enmudecer [ES] así todos podrán revivir aquel momento tan importante en la historia boliviana.

1 comentario:

angelcaido666 dijo...

Genial gracias por la referencia

 
prueba1