Abecedario de un mendigo de fútbol

Que gusto, primero, publicar aqui a nuestro amigo Ricardo Bajo, hincha del Strongest y del Athletic de Bilbao y antiguo editor de "Fondo Negro", suplemento cultural de "La Prensa", y segundo, qué mejor menera de festejar el mundial (que para muchos es una fiesta) con un artículo lleno de futbol, de literatura, y de bloggers bolivianos. Pues así es, este artículo tiene todo eso y aunque es un poco largo (para lo que usualmente publicamos aquí) vale la pena leerlo y disfrutarlo.




A de Antunes

Antonio Lobo Antunes es un novelista lisboeta. Hincha del Benfica, por supuesto. Hasta hace poco escribía la contra del Babelia, el suplemento literario de El País. El Juguete Rabioso reprodujo hace unos meses uno de sus más lindos artículos que titulaba "Perdonadme,pero voy a hablar de fútbol". Es uno de los eternos candidatos al Nobel y leyendo sus novelas uno se dan cuenta de la decadencia del individuo. Por cierto una chica me prestó una de sus novelas y no la veo nunca, a la chica, digo.


B de Best

George Best ha sido uno de los grandes del fútbol. Nacido en Belfast, nunca jugó un Mundial pues Irlanda del Norte nunca ha participado. Brilló como pocos en el Manchester United, en la época de los Beatles. Le decían el "quinto Beatle", por su fama y éxito entre las mujeres. El escritor y cineasta espanol, Gonzalo Suarez, bajo el pseudónimo de Martín Girard, en las páginas de El País ha contado el 18 de junio una de las mejores anécdotas sobre Best. "El mítico jugador tenía una casa en la playa. En el camino a la casa había una taberna. Cada vez que iba a su casa se detenía en la taberna. Nunca llegó a ver el mar".

C de Camus

Camus es un clásico ya cuando se habla de literatura y fútbol. Arquero en su juventud, dijo el autor de "El extranjero" dijo : "Después de muchos años en que el mundo me ha permitido varias experiencias, lo que más sé, a la larga, acerca de la moral y de las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol". ¿Que más decir después de esto ?

CH de Che

La ch es sin duda del "Che", ¿de quien si no? Por si habría alguna duda, Diego lo lleva tatuado en su antebrazo. En 1950 Guevara obtuvo para su bicicleta un motorcito a explosión mediante convenio de publicidad con los fabricantes, y recorrió doce provincias de la Argentina. A su regreso, en febrero, certificó en una carta el buen funcionamiento del motor y apareció retratado con su bicicleta en un aviso de la mítica revista futbolera ?El gráfico?. El ?Che? era un apasionado del ajedrez, jugó rugby en su país natal con el club San Isidro y beisbol o pelota como le dicen en Cuba con el equipo de Los Barbudos en el cual también se encontraban Fidel, Raúl, Camilo y otros dirigentes de la revolución. Estando en la facultad de Ciencias Médicas de Buenos Aires, donde se inscribió en 1947, nadaba y jugaba golf. O sea que era medio jailoncito ¿no? En su viaje por Sudamérica en moto junto a Alberto Granados, ambos tuvieron que hacer de entrenadores y jugadores para un club modesto llamado Leticia, en el cual el ?Che? atajó en el arco. Y no lo hizo nada mal.

D de Daher

He llegado recientemente al blog del escritor cruceno Gary Daher a través de la bitácora del cochala Edmundo Paz Soldán. Edmundo jugó durante tres años en el fútbol universitario de Estados Unidos, en la universidad de Alabama. Se desempenaba como él mismo cuenta, de diez. Era un centrocampista gambeteador, demasiado para el fútbol físico de los gringos. Una grave lesión, rotura de ligamentos, lo dejó fuera antes de acabar Ciencias Políticas. Gary como Edmundo no han escrito todavía una novela con el fútbol de telón de fondo pero el cruceno tiene dos cuentos que son como dos pelotazos al segundo palo. Están en "El olor de las llaves", publicado en 1999, en la editorial Nuevo Milenio que tan bien dirige el hermano de Edmundo, Marcelo. ¿No ve que los aymaras tienen razón? Esta vida es un pinche círculo.

E de Esterhazy

Esterhazy es un escritor húngaro, poco conocido en Latinoamérica. Publica en castellano en Alfaguara. En enero participó en Berlín junto a otros escritores en un encuentro internacional sobre letras y fútbol llamado "Jugadores de cabeza" ("Kopfballspieler"). Peter Esterházy fue futbolista y su hermano Márton llegó a jugar con la selección de Hungría en el Mundial de México, en 1986. Su sueño, el de Peter, no de su hermano, era jugar en el Barsa, nunca en el Real Madrid.

F de Fontanarrosa

Roberto Fontanarrosa es escritor y humorista. Tiene muchas frases geniales el "Negro", hincha "canalla" de Rosario pero una de ellas es: "Yo no tuve éxito en el fútbol por dos razones: primero, mi pierna izquierda, y segundo, mi pierna derecha".

G de Garrincha

De Garrincha se ha escrito mucho. Entre todo, un maravilloso libro: "Un pajarito llamado Mané" de mi cuate "Cachín" Antezana. Y Vinicius de Moraes, el gran Vinicius le dedicó un poema. Aunque la delantera del Brasil del 54 ya era pura poesía: Garrincha, Didí, Vavá, Pelé y Zagalo. A Garrincha le han cantando también en innumerables ocasiones incluso don Alfredo Zitarrosa le dedicó un bellísimo candombe de Manuel Picón, donde no lo nombra a Garrincha en ningún momento. Ah el poema de Vinicius titula "El ángel de las piernas tuertas" y dice así: "A un pase de Didí, Garrincha avanza / con el cuero a los pies, el ojo atento, / dribla una vez, y dos, luego descansa / cual si midiera el riesgo del momento. / Tiene el presentimiento, y va y se lanza / más rápido que el propio pensamiento, / dribla dos veces más, la bola danza / feliz entre sus pies, ¡los pies del viento! / En éxtasis, la multitud contrita, / en un acto de muerte se alza y grita en unísono canto de esperanza. / Garrincha, el ángel, oye y asiente: ¡goooool! / Es pura imagen: la G chuta la O / dentro del arco, la L. ¡Es pura danza!".

H de Handke

Handke, Peter Handke, escritor austriaco, muy bueno. Escribió una linda cosa, que se llamó "El miedo del arquero ante el penal". ¿Habrá un miedo mayor? Ni la muerte ni el suicidio deben dar tanto miedo. Pues Handke acaba de rechazar el Premio Heinrich Heine, de 50.000 euros ante la fuerte campaña de partidos de izquierda y verdes de Dusseldorf, patria chica de Heine por las posturas proserbias de Handke durante la guerra de los Balcanes y su asistencia reciente al entierro de Slobodan Milosevic. Handke cree que los serbios fueron realmente las víctimas de la guerra y no considera a Slobo ni un dictador ni un asesino.

I de Iker

Iker es un nombre vasco. Se lo pusieron al arquero del Real Madrid y de la selección espanola, porque nació en Bilbao, patria chica del que escribe este abecedario. Su madre era del "Botxo" pero se fueron pronto de la vieja Euskalherria y aparecieron en Madrid donde se crió Iker, al que el magnífico poeta espanol Luis Antonio de Villana ha dedicado un soneto en su último poemario llamado "Desequelibrios". El soneto se llama "Reflexión sobre Iker Casillas". Dice así

?Es la perfección de su perfil, sobre todo -dijo.
Para mí (respondió el otro) es la plenitud muscular.
Joven, fuerte, rotundo, vive en el dulce equilibrio
del estupor del roble y la tiranía de los pétalos de oro...

Por lo demás es espléndido en su oficio. El mejor
portero del fútbol actual. Atinado y ágil. Bajo el larguero
hay tardes que sus músculos tan firmes crecen como aves
de ligereza sorprendente y núbil. Príncipe de piedra y viento.

La belleza es un canon cultural -exigente- que repite
modelos perfectos desde Fidias a Praxiteles.
Perfectos. Pero es
también la belleza la cualidad esplendente de lo transitorio.

Sin fungibilidad, sin lo efímero, no existiría la belleza.
Y así este Iker de ahora mismo (exacto número áureo)
brilla y mucho nos arde pues lo conocemos
irremediablemente caedizo

Perfectos. Pero es
también la belleza la cualidad esplendente de lo
transitorio.

Sin fungibilidad, sin lo efímero, no existiría la belleza.
Y así este Iker de ahora mismo (exacto número áureo)
brilla y mucho nos arde pues lo conocemos
irremediablemente caedizo".

J de Johan Cruyff

Si hay un jugador de fútbol moderno que es digno de admiración, ese es el holandés Johan Cruyff. No solo por su juego exquisito, no solo por haber sido la estrella de "la naranja mecánica" de Rinus Michel que revolucionó en los setenta a todo el mundo con su concepto de fútbol total, sino sobre todo porque fue el único jugador que se atrevió en el 78 a boicotear el Mundial organizado por la dictadura argentina. Holanda amenazó con no jugar pero el único que cumplió fue Cruyff. En 2002 el crack publicó un libro en RBA Libros, llamado "Me gusta el fútbol" donde el "tulipán" nos habla de estética, ética, lógica, antropología y hasta ontología. Imperdible, de verdad.

K de Kapucinski

Esta K podía ser de Kipling pero el autor de "El libro de la selva" arremetió contra "las almas pequeñas que pueden ser saciadas por los embarrados idiotas que lo juegan". Así que la K es del maestro polaco Rysarzad Kapucinski. considerado el mejor reportero del siglo XX. Uno de sus libros se llama "La guerra del fútbol" y es sobre la contienda que enfrentó a Honduras y El Salvador en en 1969. El conflicto únicamente duró 100 horas. Kapucinski, por espacio de dos días, estuvo en primera línea y como el explicaría más tarde, arrastrándose con los soldados a través de la maleza y evitar contacto con las fuerzas salvadoreñas. Acompañado además con un pedazo de papel del alto mando hondureño que ordenaba a todos los subordinados asistir al portador. Así, se convirtió en el único en reportar los choques del lado de la frontera hondureña y difundirlos al mundo.

L de Luff

¿Y quien cono es Luff, cuatecito? Atentos a la jugada que la tocamos a la primera como Riquelme y Messi. Luff es el tipo que ha escrito la primera novela que solo esiste en versión oral via internet. Se ha publicado en Inglaterra y se llama "Sex on legs" ("Sexo sobre piernas"). Su autor es Brian Luff que la ha definido como una "comedia de ciencia ficción con suspenso" y tiene un total de 75.000 palabras que se descargan de la red en unos minutos. Tiene un costo de 11 euros. Luff, ex periodista deportivo, ha animado a consumir literatura en cualquier soporte. ¿Te imaginas oir una novela de nuestro Fermín Zabala? Ah, el "prota" es un atleta negro apodado "Sexo sobre piernas". Por si acaso, esto lo leí en el blog del senor K.

M de Marías

Javier Marías jugó de extremo izquierdo, algo que ya no existe. Llevaba la 11 de Gento. Es hincha del Real Madrid, no como Joaquín Sabina, que es de su rival en la capital, el Atletico. Y está a punto de entrar en la Real Academia de la Lengua en España sustituyendo a Lázaro Carreter. Marías es para algunos el mejor novelista en castellano. Hace seis anos publicó en Aguilar "Salvajes y sentimentales. Letras de fútbol" donde dice que el balompié es "la recuperación semanal de la infancia". !Qué linda descripción!, ¿no ve? Pero también es temor y temblor, dramaticidad y zozobra, una mezcla de sentimentalidad y salvajismo, una escuela de comportamiento y nostalgia, y la escenificación de la épica al alcance de todo el mundo.

N de Nabokov

Nabokov, Camus y Benedetti fueron arqueros antes que escritores. Nabokov ha escrito uno de los mejores principios de novela de todos los tiempos. Decía así: "Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta". Y así escribía también de los arqueros: "Está a la misma altura que el torero y el as de la aviación en lo que se refiere a la emocionada adulación que suscita. Su jersey, su gorra de visera, sus rodilleras, los guantes que asoman por el bolsillo trasero de sus pantalones cortos, le colocan en un lugar aparte del resto. Es el águila solitaria, el hombre misterioso, el último defensor".

Ñ de Ñuflo

Ñuflo de Chávez fundó Santa Cruz de la Sierra en 1561 y tenía una divisa: "poblar y desencantar la tierra". Triunfó enl la primera tarea, Santa Cruz se pobló mucho hasta nuestros días (después de varias matanzas de cambas, chiquitanos y otras etnias a manos de los españoles) pero en la segunda fracasó estrepitosamente. No desencantó la tierra. Siglos después allá nació la academia Tahuichi Aguilera que todavía conduce el hijo de su fundador, Roly Aguilera. De ahí salieron futbolistas como el "Diablo" Etcheverry, "Platiní" Sánchez, Lucho Cristaldo Juan Manuel Peña y tantos otros que encantaron la tierra de nuevo. Me cuesta creer que ningún escritor boliviano haya ensalzado la obra de la "Tahuichi"

O de Onetti

El uruguayo Onetti no podía faltar en este abbecedario. Cuenta Juan Cruz, que junto a la cama de Juan Carlos Onetti, cama donde vivió los últimos doce años de su vida, colgaba un afiche del arquero de Nacional de Montevideo leyendo un ejemplar de "El Pozo" con motivo de una campaña de promoción de la lectura. Dice que el equipo contrario era seguramente Peñarol, el eterno aurinegro rival. El fin de la campaña era dar la idea de que se podía leer mientras se hacían otras cosas. Muchas cosas, excepto ver tele. Onetti decía que aquella foto trucada le compensaba el que no le dieran el Nobel.

P de Pier, de Paolo, de Pasolini

La P tiene dueño, es el gran Pasolini. Si le hiciera caso en todo, intento hacerlo, el poeta del año en Espana para mí seria Samuel Etoo y en Bolivia, el "Negro" Castillo. El cineasta y poeta dijo:: "El fútbol es un sistema de signos, por lo tanto es un lenguaje. Hay momentos que son puramente poéticos: se trata de los momentos de gol. Cada gol es siempre una invención, es siempre una subversión del código: es una ineluctabilidad, fulguración, estupor, irreversibilidad. Igual que la palabra poética. El goleador de un campeonato es siempre el mejor poeta del año".

Q de Quiroga

Si eres escritor boliviano y estás a la última, tienes que tener un blog, hermano. Juan Carlos Ramiro Quiroga fue uno de los primeros. Se hace llamar senor K y "vive" en http://culpinak.blogspot.com . Creo que a JCRQ no le gusta mucho el fútbol, creo. Pero en su blog tiene dos poemas a su estilo que son puro fútbol. !Y están en alemán! Chúpate esa mandarina.

schweigen schweigen schweigen
schweigen schweigen schweigen
schweigen schweigen
schweigen schweigen schweigen
schweigen schweigen schweigen

ordnung ordnung
ordnung ordnung
ordnung ordnung
ordnung ordnung
ordnung unordnung
ordnung ordnung
ordnung ordnung

(ordnung=orden,
unordnung=desorden)

R de Roncagliolo

Santiago Roncagliolo es de Lima. Ha ganado el último premio internacional Alfaguara de novela con "Abril rojo". O sea está con plata y en octubre se viene para Cochabamba al encuentro iberoamericano de escritores del Centro Simón I. Patino. Creo que él va a pagar las chelas, ¿verdad?. Se confiesa adicto a su blog, que está muy bueno, altamente recomendable. Se llama blogs.elboomeran.com/roncagliolo/
. Y ahí ha escrito Santiago: "Soy un peruano nacionalista y patriota. Y como tal, parte de la cultura que reivindico rabiosamente es perder en el fútbol. En efecto, ganar es vulgar. La estadística obliga incluso a los peores equipos a vencer en algún partido: así, Bolivia derrotó a Brasil hace un par de eliminatorias, Colombia goleó a Argentina en la mismísima Buenos Aires en un vergonzoso partido que aún nadie comprende, y hasta Túnez le ganó un partido a México, su única victoria en un mundial. Ganar siempre es una posibilidad. Lo difícil, el verdadero reto, es perder constantemente y sin distraerse, mostrar una convicción indestructible, inconmovible y fanática por la derrota. Eso es mi Perú"

S de Soriano

Otro infaltable, Oswaldo Soriano. Su cuento "El penal mas largo del mundo" (dentro de su libro "Rebeldes, soñadores y fugitivos") comienza así: "El penal más fantástico del que yo tenga noticia se tiró en 1958 en un lugar perdido del valle de Río Negro, en Argentina, un domingo por la tarde en un estadio vacío. Estrella Polar era un club de billares y mesas de baraja, un boliche de borrachos en una calle de tierra que terminaba en la orilla del río". Algunos creen que es el mejor cuento futbolero en lengua castellana del mundo. Otros apuestan por "Buba" del chileno Roberto Bolaño y otros por "El extremo fantasma" del mexicano Juan Villoro. Yo me quedo con uno de Fontanarrosa que siempre leo en mis clases de Fútbol, la otra religión en la facultad de ciencias religiosas y Pastoral de mi cuate el Padre Ricardo Zeballos en Universidad Católica en La Paz. Se llama "Wilmar Everton Cardaña, número 5 de Peñarol" y siempre me hace saltar las lágrimas y las risas.

T de Trejo

Ignacio Trejo Fuentes es un escritor y crítico mexicano. En 1998, publicó junto a Juan José Reyes "Hambre de gol (crónicas y estampas del futbol"), donde se recogen aspectos del mejor deporte del mundo, textos principalmente de escritores. En este libro voluminoso destaca el material de Félix Fernández Christlieb, quien fue arquero del Atlante, Atlético Celaya y Puebla, e incluso estuvo con el "tri" en el Mundial de Estados Unidos 1994. Félix colabora como articulista de fondo en periódicos como El Financiero y Reforma. Ha publicado "Guantes blancos (las redes del futbol"),en la editorial Ficticia. Un arquero que escribe, raro, no ve? Quizás se aburría en el arco y comenzó a leer cuando su equipo la tocaba y la tocaba y la tocaba.

U de Unamuno

Miguel de Unamuno es una de las figuras mas destacadas de la novela espanola moderna. Fue el mejor novellista con excepción de otro vasco, el gran Pio Baroja, de la famosa generación del 98, la de Machado, Ortega y Gasset , Azorín, Valle Inclán, y Juan Ramón Jiménez. Fue autor de una famosa frase "Venceréis pero no convenceréis". Unamuno escribió casi 30 textos sobre varios deportes, entre ellos la pelota vasca y el alpinismo así como la lucha japonesa. En uno de ellos ya se quejaba (a principios del siglo pasado!) de la escasa calidad literaria del periodismo deportivo, "sin textos que canten a los grandes jugadores como en los Juegos griegos", decía.

V de Vazquez Montalbán

Manolo Vazquez Montalbán es o era (murió en Bangkok en 2003) uno de los grandes de la novela negra con su personaje Pepe Carvalho. Una de sus novelas, la decimocuarta de la serie Carvalho publicada en Planeta (1988) se llama "El delantero centro murió al atarceder". Había en esa novela dos delanteros, dos clubes, dos criminales, dos posibles víctimas, dos comisarios, y hasta de los fieles de Carvalho, que son tres (Charo, Biscuter y Bromuro), sólo quedaban al final dos. Vázquez Montalbán siempre iba al Camp Nou, a ver a su Barsa del alma. "Había dejado de ir y no sé por qué volví. Quizá porque uno se va dando cuenta de que tiene que aprovechar mejor el tiempo. Si tú eres un aficionado al fútbol es porque recuerdas o te han contado algún instante mágico. Aquel gol de Di Stéfano, aquel gol de Cruyff. Lo que te enamora del fútbol es eso: el fútbol tiene instantes mágicos", así le contó una vez al periódico bonaerense Clarín.

W de Washington

Washington Cucurto es el último acontecimiento literario de la Argentina. Su nombre real es Santiago Vega, ha nacido en Quilmes y es un "negro" de 34 años, hijo de un vendedor ambulante. Cree que "la literatura tiene que ser como una mulata dominicana: caliente y alegre". Cucurto se fuma un porro con los muchachos de la villa y se va a la bailanta, pelea, se enamora y escribe. Además fabrica libros de cartón en una editorial, la Eloisa Cartonera. Resumiendo, es uno de los nuestros. Y para rematar la jugada, le gusta el fútbol, !como no! Es hincha del "Rojo" de Avellaneda. Ha pubicado, entre otras, una novela Cosa de negros y dos poemarios La máquina de hacer paraguayitos y Zelarayán. Le gusta la poesía del cubano Reynaldo Arenas. En junio el poeta paraguayo Fernando Pistilli me invitó a la Feria Internacional del Libro de Caaguazú (en Coronel Oviedo). Allí el brasileno que escribe y lee en "portuñol" Douglas Diegues (portunholselvagem.blogspot.com/
) recitó un poema "de la puta" del Cucurto, dedicado al Enzo y al Diego que dice así en parte: "Quién le puso Juanele!/¡Esos rosarinos que noconocen el río!/ El Enzo se llevó los tomos de En el aura/ del sauce,/ ¡Y aúra era corrido por un sauce!/ Un vendedor alto, con barba y pelo largo"), Ah, a Cucurto le pusieron ese nombre unos cuates "puetas" porque no paraba ni para de conjugar el verbo "curtir". Pasáte por la villa para saber que hace el "Cucu" cuando lo dejan.

X de Xul Solar

Xul Solar fue una "rara avis" en la pintura argentina y mundial. Era un crack. Amigo de Borges, que dicen que era hincha de Newell´s Old Boys (cómo no, un nombre inglés). Cuentan que una vez en los anos treinta, Cortazar, Bioy Casares, Xul y Borges con algunos changos más estaban jugando un picadito cuando el Georgie (por Borges) saltó mal y su cabeza fue a parar a la rodilla de un grandulón del equipo rival. Así dicen que perdió la vista el bueno de Jorge Luis, aquel que dijo después a modo de denigrar al deporte causante de su ceguera que "el fútbol es popular porque la estupidez es popular". Ya ves había sido mentira eso de Borges y su fobia al fútbol. Legenda urbana, nomás. O eso dicen. Si no te lo crees, entra y verás


Y de Yerobi

Nicolás Yerovi es uno de los poetas preferidos por la juventud limena. Dramaturgo, escritor, humorista (capo de la revista satírica "Monos y monadas",perseguida en su tiempo por el duo calavera, Fujimori-Montesinos). Es algo como así como el Humberto Quino local. Juan Carlos Bondy, otro escritor peruano cuenta en su blog que conoció a Yerovi cuando el club Municipal de Lima estaba aún en la primera división y sus seguidores animaban al cuadro con una irritante mezcla de anhelo y desaliento. "Le pregunté cómo hacía para mantenerse ecuánime durante los partidos y Yerovi, afinando la garganta e inflando el pecho, recitó de memoria:¿De dónde salió Leguía? / ¿De dónde salió Sotil? / ¿De dónde, su señoría? / ¡Del glorioso equipo edil! "Nicolás", le pregunté, "¿esos versos son tuyos?". "¡Claro!", me dijo. "¿Quién más es hincha del Muni? ¡Ni Leguía ni Sotil!".

Z de zapatistas

El Subcomandante Marcos es el pseudónimo de un poeta que vive en una selva al sur de México, llamada Lacandona. En mayo del ano pasado, con sus "cumpas", el "Sub" retó a los jugadores profesionales del Inter de Milán a un partido de fútbol, El presidente "nerazzurro" Massimo Moratti aceptó. Marcos le contestó a Moratti y le pidió permiso para dirigirse en su momento a Diego Armando Maradona, para pedirle que fuera el arbitro central; a Javier "El Vasco" Aguirre y a Jorge Valdano, para solicitarles que fungieran como arbitros auxiliares (o abanderados); y a Sócrates, mediocampista que fue de Brasil, para que estuviera como 4° arbitro; y tal vez invitar a esos dos íntergaláctícos que viajan con pasaporte uruguayo: Eduardo Galeano y Mario Benedetti, para que narraran el partido para el Sistema Zapatista de Televisión Intergaláctica ("la única televisión que se lee"). (extractado de la Respuesta del EZLN a Massímo
Moratti, Presidente del F. C. Internazionale de Milano (25/05/2005)

Cuando se juega un Mundial como ahora y como nunca o casi nunca tengo equipo (ni Bolivia llega ni a Euskadi la dejan, mis dos patrias) me acuerdo de Galeano y me convierto en un mendigo nomás: "han pasado los años y a la larga he terminado por asumir mi identidad. Yo no soy más que un mendigo del buen fútbol. Voy por el mundo, sombrero en mano, y en los estadios suplico: Una linda jugadita, por amor de Dios. Y cuando el buen fútbol ocurre agradezco el milagro sin que me importe un rábano cuál es el club ó el país que me lo ofrece".

Ricardo Bajo H. desde Sttutgart

5 comentarios:

quirqui dijo...

Genial

Rato que no leia nada de Ricardo Bajo.

Suerte a la distancia gran amigo, lastima que seas stronguista, pero total nadie es perfecto.

Muy bueno su abecedario del Mundial.

Lastima que se nos fue la Republica Checa y quedaron los de siempre en el Mundial.

Leonardo Byon dijo...

INCREIBLE

Gente Urbana dijo...

visita nuestro blog...www.senaquina.blogspot.com

Amílcar Romero dijo...

Amistoso aporte. El club de rugby donde jugó el entonces estudiante de medicina Ernesto Guevara de la Serna se llamaba Los Alamos y no era de San Isidro. Por la poca propensión desde chiquitito que tuvo siempre a bañarse con agua y jabón, le decían El Chancho Guevara. Cuentan que un tackle efectuado por alguien de nariz sensible podía ser casi letal por la sputza que portaba. Además, debido al asma, tenía un amigo que corría constantemente por el lateral, a la altura donde estaba, con el rociador listo por si sobrevenía algún ataque. Además, los más memoriosos acusan que lo de sucio, aparte de su tirria a las duchas, le venía porque jugando era bastante violento.
Por la época de su partida, el hoy periodista deportivo Diego Bonadeo, en aquel entonces jugador de 3a. de rugby, cuentan que estaban armando el fixture para el próximo campeonato y faltaban equipos y apareció uno de Los Alamos. "Che, ¿ustedes no se van a anotar", le preguntaron. "No. Ni alcanzamos a completar los quince." "¿Qué pasa? ¿El Chancho Guevara no se quiere anotar?" El joven muy paquete, perteneciente a la oligarquía vacuna, respondió: "Nadie sabe dónde está. Algunos dicen que anda haciendo la revolución en algún país centroamericano." ¡Sic!
Lo del Leticia, en Colombia, tiene sus bemoles que quizá no publicaron por falta de espacio. A Osvaldo Granados, como la pisaba al mejor estilo nacional, le decían Pedernirita. El Che fue al arco por tronco y por no poder correr, dada su característica de asmático. Pero intuitito estratega para disponer hombres sobre un campo fue el DT y revolucionó el ambiente local haciendo practicar a la defensa de la primera con la delantera de la reserva y en el equipo contrario, a la inversa.
Les fue tan bien que eran estrellas mediáticas y juntaban plata a dos manos. Llegaron a la final por el ascenso, les prometieron unos contratos más que suculentos y como el tiempo reglamentario terminó en empate, fueron a penales. Como ya había otro argentino y el Che, por suerte o lo que sea, atajó dos, el chovinismo hizo que el camino a la gloria no se lo dieran a Pedernerita y sí a los pataduras locales, que erraron tres y así fue como no se clasificaron.
A pesar de que les ofrecieron quedarse, el peculiar dúo decidió seguir viaje. ¿Quién se puede animar a afirmar ahora que de la suerte de un penal en el sur de Colombia dependió buena suerte del continente latinoamericano y el máximo héroe libertario latinoamericano y también algo más?
Abrazos. Amílcar Romero, Buenos Aires.
i-bucs@infovia.com.ar http://enorsai.blogspot.com

Anónimo dijo...

¡Amigos, no se olviden de Daniel E. San Martín! (vean los comentarios de Jorge Lafforgue o de Jorge Emilio Nedich en www.Amoralejas.com.ar).
Los espero en mi blog, para que me hagan conocer a buenos escritores que no estén muy difundidos.
¡Besitos!
Lau.

 
prueba1