Debate anti-blog

Interesante el post que publica Pablo Barriga en Diseccionando a la Musa Perdida, lo mismo que en su blog personal, en el que plantea una vieja discusión sobre los blogs, sus autores y apreciaciones personales al respecto, manteniendo siempre un marco de respeto, que si bien son tema antiguo de charlas dentro el mundo blogger, es la primera vez que salta dentro de nuestro pequeño mundo de bitácoras bolivianas, y por tanto vale la pena citarlo.
Pablo se centra sin duda en los blogs personales, sector importante del mundo de las bitácoras, aunque no el único, aquellos que proliferan bastante en la Red, y que, como todo en la vida, puede o no ser de nuestro agrado. Para no abundar, los invitamos a pasar y pasar unos minutos de lectura, no aptos para sensibles.

3 comentarios:

Hugo R dijo...

Decididamente interesante el blog, pero de anti poco tiene.
Es no más una irrespetuosa - y bienvenida - provocación, que apunta a las diatribas y portentos que aparecen como bitácoras - todas personales.
La de arriba es una almada opinión, casi paternalista - qué es ésto de 'no apto para sensibles?'
Mejor deja que el lector decida en qué se centra el autor, que los árbitros del gusto están demás.
Muerte al agrado!

Almada dijo...

Lo de "no aptos para sensibles" va en el sentido de que más de uno podría digerir mal el buen post de Pablo, y llevar un debate o charla agradable, al plano del insulto o la hormonalidad, asumiendo una faceta de ofendido sin sentido alguno.

Pues eso Hugo, un saludo.

Hugo R dijo...

Oye, te agradezco la explicación - pero es evidente que el mensaje de mi post de alguna forma te eludió.

Postulo, con respeto, que no necesitamos tales explicaciones sobre un post cualesquiera.
Si el lector es maduro lo suficiente como para tolerar productos Microsoft, entonces no necesita una nodriza que le ayude a interpretar las diatribas de otro ser.
Si saben leer, que se indigesten o tengan un orgasmo con el blog, sencillamente déjalos parir (léase pensar, libre albedrío, etc)
A éso me refiero cuando digo que no necesitamos árbitros...

No dudo tus buenas intenciones, pero lamento decirte que tales actitudes (filtros), a lo largo de la historia, son la semilla de toda censura.

Saludos cordiales

 
prueba1